¿Por qué es malo guardar rencor y cómo puedes dejarlos ir?

Un rencor espera venganza y venganza. Pero la venganza ni siquiera es la ecuación. Y los reembolsos nunca satisfacen a ninguna de las partes. 

El rencor es algo que nos hacemos a nosotros mismos. Casi todas las personas que conoces te habrían hecho daño en algún momento de tu vida. Es posible que incluso hayas terminado algunas relaciones por el daño que te causaron. Pero guardaste la ira y la angustia dentro, como rencor.

Aparece como recuerdos y pensamientos cuando te sientes desanimado o frustrado, y desgarra tu pasado vulnerable.

¿Qué es un rencor?

El rencor es un complejo de emociones típico que afecta negativamente nuestra personalidad, motivación, bienestar y logros. Los componentes clave del rencor son enfado y resentimiento.

¿Por qué guardas rencor?

Puede haber 4 razones para guardar rencor:

  1. Guardar rencor coloca a la víctima en un terreno elevado moral, una posición nacida de una justa indignación. A menudo quieren renunciar a su punto de vista.
  2. El rencor mantiene al delincuente cautivo en la mente de la víctima con la creencia de que deben una recompensa. Si te ofendieron, entonces deben devolver algo más que una disculpa.
  3. Al guardar rencor, la víctima puede extraer mayores beneficios tangibles, especialmente si el perpetrador tiene una relación cercana.
  4. El acto de guardar rencor presiona a la persona infractora para que tenga cuidado de no repetir la transgresión.

¿Por qué el rencor es malo?

Los rencores son malos porque reprimen los sentimientos de ira y remordimiento. Guardar rencor puede ser poco saludable, desagradable y estresante para la persona que los guarda.
El rencor es un deseo tóxico de vengarse de alguien que nos ha hecho daño. El rencor nos hace buscar venganza y hacer cosas de las que podríamos arrepentirnos más adelante de una manera aún mayor.

Los rencores pueden impedirnos seguir adelante con nuestras vidas. El rencor puede desmotivarnos de trabajar constantemente en una tarea difícil. Puede frustrarnos para que abandonemos nuestras metas.

El rencor repite el dolor emocional cuando alguien nos ha hecho daño, lo que nos hace revivir la experiencia negativa una y otra vez.

En lugar de enfocarnos en lo positivo o avanzar positivamente, los rencores mantienen nuestras mentes estancadas en el pasado. Esto a menudo conduce a fantasear negativamente sobre las pérdidas y la perdición de nuestro perpetrador.

Algunas personas descargan sus rencores en otras, pero hay una forma aún peor de manejarlo: negar que exista en absoluto. Es nuestro mecanismo de defensa para protegernos del susto o la furia del malhechor.

VER   Dios, Mecánica Cuántica y la Conciencia

Al sofocar la memoria, también amordazamos las emociones negativas que lo acompañan. Esto nos impide desarrollar resiliencia (nuestra capacidad para hacer frente a la adversidad y adaptarnos a los cambios) y flexibilidad (nuestra capacidad para responder a situaciones difíciles con acciones basadas en la retroalimentación actual).

Así que tenemos que dejar de lado nuestros rencores. Pero, ¿cómo hacerlo?

¿Cómo dejar ir un rencor?

Si todavía está sopesando si es una buena idea dejar ir su mala voluntad contra aquellos que le han hecho daño, tenga en cuenta que guardar rencor puede corroer su felicidad y paz.

Entonces, aquí hay algunas formas altamente efectivas de dejar de lado sus rencores:

Perdone y deje de esperar compensación

Esta es la mejor y más recomendada forma de liberar sus rencores.

Desencadenamos rencor cuando olvidamos que las personas son imperfectas y propensas a cometer errores, y nos negamos a perdonarlas. Pero perdonar es exactamente lo contrario de guardar rencor.

Pero perdonar no es fácil. A menudo, es un proceso largo, desde comenzar a perdonar hasta perdonar totalmente.

Muchos se resisten y se rebelan ante la idea de un perdón. Algunos incluso critican salvajemente a los que piden perdón.

“No creo en el perdón. Los adultos toman decisiones y las malas decisiones tienen consecuencias. Está sobre ellos. ¡Yo no!»

Le sugerimos que comprenda la idea del perdón antes de decidir perdonar o no.

El perdón no significa que aceptes y te comportes como si no hubiera nada malo. No significa que haya exonerado al perpetrador de toda culpa, y es libre de volver a hacerlo. Tampoco significa que automáticamente aceptes sanar y restaurar tu relación con el transgresor.

El perdón implica poner fin a los efectos negativos de la victimización en su mente y en su vida.

Al perdonar, rechaza jugar el papel de víctima. Te permite elegir tu propia felicidad, en lugar de seguir definiéndote en términos de victimización.

Exploremos el perdón desde un punto de vista psicológico.

Las 2 dimensiones del perdón

El perdón tiene dos dimensiones independientes:

  1. estado intrapsíquico (dejar ir la ira y el resentimiento internos), y
  2. acto interpersonal (diciéndole a la persona ofensora “te perdono”).

La primera dimensión es la parte más crucial del perdón. Perdonar a alguien significa esencialmente que dejas de sentirte enojado o resentido por la transgresión.

La segunda dimensión es secundaria. Puede optar por no devolver la relación a la normalidad. Perdonar no significa que debas olvidar su vil acto.

4 tipos de perdón

Según estas dos dimensiones, puede haber cuatro tipos de perdón:

  1. Perdon hueco (no intrapsíquico sino interpersonal) – cuando les dices «te perdono» pero no los perdonas realmente en tu mente.
  2. Perdon silencioso (intrapsíquico pero no interpersonal) – cuando los perdonas en tu mente, pero no les haces saber.
  3. Perdon total (tanto intrapsíquico como intrapersonal) – cuando los perdonas en tu corazón y les dices que los has perdonado.
  4. Sin perdón (ni intrapsíquico ni interpersonal) – continúas guardando rencor contra ellos.

Perdonar es liberar el espacio mental que ocupan tus rencores. Significa que cancela la deuda que cree que le deben.

VER   Sé estoico: piensa con claridad, decide rápidamente

Mientras perdonas, no es necesario que les hagas saber que los estás perdonando; puedes perdonarlos «en silencio». Y no tienes la responsabilidad de ayudarlos a liberar su culpa.

Perdonarlos significa que no buscará venganza ni exigirá ninguna compensación. Cuando perdonas, ya no esperas que ellos enmienden su transgresión pasada.

Dejar ir el rencor contra una persona es como perdonar una deuda; deja de esperar que el deudor lo devuelva. 

II. Comprende mejor el rencor

Después de un tiempo, puede ser difícil recordar de qué se está quejando en primer lugar. A veces, es posible que haya olvidado hace mucho tiempo por qué todavía está enojado, pero para entonces el rencor ha cobrado vida propia.

Algunos pasos para conocer mejor tu rencor:

1. Encuentra al que guardas más rencor

Es bastante fácil, ya que generalmente es alguien a quien usted es próximo o estuvo cerca. Si no parece obvio, pregúntese: «¿A quién no he perdonado nunca por lo que me hizo?»

2. Piensa y escribe todos tus rencores contra ellos.

Sería obvio para ti lo que todavía te enoja y te amarga al pensar en ellos. Puede o no repasar mentalmente todo el incidente.

Lo que es más importante es que te preguntes qué cicatrices te dejaron.

  • ¿Te hicieron desarrollar una profunda desconfianza hacia todas las personas?
  • ¿Destruyeron tu autoconfianza y autoestima?
  • ¿Reemplazaron tu positividad y jovialidad con negatividad y ansiedad?

Luego, escribe por qué todavía albergas odio, ira y amargura contra ellos. Le ayudará a identificar sus emociones en torno a su rencor.

3. Cambia tu perspectiva y déjalos un poco más holgados.

Piénsalo de esta manera. Es posible que la persona a la que acusó ya haya sufrido bastante. Es posible que todavía estén pasando por su doloroso proceso de culpa.

Nuestra historia de tribalismo, combinada con nuestra necesidad de agradar a nuestra red social, es una receta para el sufrimiento y el dolor. ¿Puedes ver que, en cierto modo, somos animales sociales que viven en un mundo de muchos contratos sociales no escritos?

Entonces, si ocurrió un incumplimiento de contrato, ¿por qué deberíamos esperar que nos compensen antes de dejar ir nuestro rencor?

4. Reemplaza las emociones cada vez que aparecen los recuerdos hostiles.

Cuando surja el recuerdo de esa transgresión, decida de antemano en qué se ocupará para cambiar el dial de la emoción.

Dite a ti mismo que te levantarás y bailarás con todo tu corazón durante 5 minutos cada vez que recuerdes el dolor.

Puede elegir cualquier actividad que se adapte a su temperamento, estado de ánimo, situación y tiempo.


III. Encuentra una nueva pasión o pasatiempo

Desafortunadamente, la mayoría de los rencores son duraderos y, a veces, se nos quedan como sanguijuelas de por vida. Necesitamos entregarnos a una nueva pasión para superarlos.

1. Redescubre tus talentos ignorados durante mucho tiempo

Encuentra una actividad que solía relajarte y sentirte más feliz, pero algo que dejaste de hacer. Siéntate y piensa un rato: ¿te encantaba hacer dibujos animados sencillos para explicar algo a un grupo?

¿O algo mas? Retoma esa actividad. Hágalo una vez y vea si quiere continuar o hacer otra cosa.

VER   Un acojedor resplandor en Bangkok

Entonces hazlo con regularidad.

2. Escriba tus mayores logros positivos

Es una actividad sencilla. ¿Por qué fue elogiado por alguien en toda su vida? Escribe cada uno de esos.

Piense en todo lo que lo hace único entre su círculo social y su familia. Escríbalos.

Descubra qué cosas hizo de las que estaba particularmente orgulloso. Podrían no ser tan importantes para los demás, pero fueron logros excepcionales para ti.

Elija uno y hágalo con regularidad.

3. Empiece un nuevo curso de aprendizaje

Si parece que no puede encontrar nada de su pasado que le interese, comience algo nuevo.

Desde el inicio de la pandemia Covid-19 y la cultura del trabajo desde casa, casi todas las universidades prestigiosas han lanzado sus cursos de acceso abierto. Continúe y encuentre algo que pueda aprender con gran interés. Hemos enumerado algunos cursos abiertos sobre Psicología Positiva aquí.

Puede suscribirse a un canal de YouTube sobre creatividad, historia o ciencia (como Scientific American) y seguir las lecciones de forma gratuita.

4. Comparte tu pasión con el mundo.

Una vez que sienta que ha aprendido lo suficiente, comience a mostrar sus conocimientos y habilidades al mundo. Tiene dos propósitos. Uno, le ayuda a perfeccionar su experiencia. Dos, te da la oportunidad de retribuir al mundo.

Puede iniciar un blog, un podcast o un canal de video. Incluso si hay muchos otros blogs y podcasts, el tuyo será único.

Una vez que comiences a expresarte ante el mundo, gradualmente desarrollarás tu propio estilo y voz.

IV. Escribir una carta de rencor

Esta es una forma poco convencional de manejar su rencor. Pero funciona. Es un proceso simple.

  1. Escribe una carta a la persona a la que le guardas rencor
  2. Escriba los detalles sobre cómo se siente por ellos en la carta.
  3. No lo publiques. Quémalo, tritúralo o destrúyelo de cualquier otra forma.
  4. No les hable ni se comunique con ellos acerca de su perdón.
  5. Reemplazar sus pensamientos con pensamientos y acciones positivas.

Para terminar

Tu rencor puede ser contra cualquier persona de tu círculo social. Podría ser tu propia indignación personal contra alguien con quien te encontraste, o podría estar dirigida generalmente contra el mundo o la sociedad. Pero a veces, tu rencor es contra ti mismo.

Es el recuerdo de los momentos en que alguien no apreciaba nuestros esfuerzos, significaba que no somos lo suficientemente buenos, se comportaba como si no importáramos. Durante todas esas ocasiones, el rencor que crecimos fue contra nosotros.

Un auto-rencor a menudo se transforma en culpa. Y la culpa, por definición, está marcada por emociones desagradables y autocrítica. (Baumeister y Stillwell, 1994)

Si has tenido una buena cantidad de resentimientos hacia tí mismo, ten en cuenta que si puedes perdonar al mundo, también puede perdonarte a tí mismo.

• • •

El perdón protege nuestra salud mental de los efectos negativos del estrés a largo plazo.
Las personas con una puntuación alta en la escala de perdón de Heartland (HFS) habían mejorado su salud mental.
Pero, ¿cómo comienza el proceso de perdonarse a sí mismo?

• • •

 

Estudiar Psicología