Razonamiento

Sesgos Comunes, como tu razonamiento se equivoca

Un nuevo y fascinante estudio, Ilusiones cognitivas de Tversky y Kahneman: ¿Quién puede resolverlas y por qué ?, investiga las “heurísticas y sesgos” cognitivos investigados por Daniel Kahneman y Amos Tversky desde finales de la década de 1960.

Si nunca antes te has encontrado con el «rompecabezas de Linda», pruébalo:

Linda tiene 31 años, es soltera, franca y muy brillante. Se especializó en filosofía. Como estudiante, estaba profundamente preocupada por cuestiones de discriminación y justicia social, y también participó en manifestaciones antinucleares.

¿Qué afirmación es más probable?

(a) Linda es cajera de banco.

(b) Linda es cajera de banco y participa activamente en el movimiento feminista.

¡Rápido! ¿Cual es tu respuesta?

Solución y explicación

Si dijiste que b) es más probable, estás en buena compañía… y estás equivocado.

La respuesta b) es lo que la mayoría de la gente responde la primera vez que se enfrenta a este acertijo en particular, lo que refleja el sesgo cognitivo generalizado llamado «falacia de conjunción».

Hablando estadísticamente, es más probable que Linda sea cajera de banco –feminista o no–, a  que sea cajera de banco Y también activa en el movimiento feminista, que obviamente es un subconjunto de toda la categoría de cajeras de banco.

¿De acuerdo?

Como explican los investigadores en el nuevo estudio (partes clave en negrita):

La probabilidad de la ocurrencia simultánea de dos eventos, por ejemplo, p (cajero de banco y feminista), se puede obtener matemáticamente multiplicando las dos probabilidades simples involucradas, es decir, p (B) yp (F), o bien caso de la dependencia estocástica de B y F — p (B) Yp (F | B).

Sin embargo, el producto de dos números entre 0 y 1 siempre se vuelve más pequeño que cada uno de ambos factores, por lo que (a) es la opción correcta. La descripción de Linda resulta aquí irrelevante, ya que siempre es más improbable que sucedan dos eventos simultáneamente que que solo uno de ambos componentes ocurra. (por lo tanto, el contenido de los eventos también es irrelevante aquí).

Todo lo que cuenta son los términos «probabilidad» y «y», que la regla de conjunción interpreta, respectivamente, como probabilidad matemática y el operador lógico «y» (Hertwig, 1995; Gigerenzer y Regier, 1996; Hertwig et al., 2008) .

Sin embargo, Tversky y Kahneman (1983) encontraron que alrededor del 80-90% de los participantes consideraron que la segunda opción (B y F) era más probable que la primera opción (B).

En términos del programa de heurísticas y sesgos, el problema de Linda es otro ejemplo de la heurística de representatividad, ya que la segunda opción parece ser más representativa de Linda que la primera.

La llamada «falacia de conjunción» en la forma de la tarea de Linda o problemas similares también se ha examinado ampliamente desde entonces (por ejemplo, Fiedler, 1988; Reeves y Lockhart, 1993; Donovan y Epstein, 1997; Hertwig et al., 2008 ; Wedell y Moro, 2008; Charness et al., 2010). Hertwig y Chase (1998), por ejemplo, encontraron que la proporción de falacias conjuntas podría reducirse sustancialmente (de 78% a 42%) cambiando el formato de respuesta de clasificación a estimación de probabilidad concreta.

Curiosamente, aunque no hay una probabilidad concreta dada, El problema de Linda también se puede entender más fácilmente utilizando el concepto de frecuencia natural introducido en el contexto de los problemas de razonamiento bayesiano. (véase más arriba). Cuando a los participantes se les instruye simplemente para que imaginen 200 mujeres que encajan con la descripción de Linda, se dan cuenta de que debe haber más mujeres que son cajeras de banco que mujeres que son tanto cajeras de banco como feministas. (para más detalles, véanse, por ejemplo, Fiedler, 1988; Hertwig y Gigerenzer, 1999).

Aprender más:

VER   Fortalezas del carácter en tiempos difíciles
Estudiar Psicología